¿ser padres o tener un hijo?

Alquiler de vientres, donación de óvulos, bancos de espermas, compras de chicos por Internet. Todo existe, pasa, ocurre. No voy a moralizar sobre estos temas, creo en la libertad individual y en el derecho a elegir responsablemente que todos tenemos. Y si, la libertad y la responsabilidad van de la mano, y mientras vivamos en una sociedad, rodeada de otras personas, la responsabilidad pasa por la conciencia de no hacer daño en el otro y la libertad termina precisamente en ese momento. Esto era solo una aclaración.
Vuelvo al tema.
Cada cual puede elegir la manera de ser padre. SER padres.
Padre, madre, aquellos que están al lado de uno siempre, incondicionalmente, que te ayudan a caminar, que te enseñan a hablar, a escribir, a crecer, que te retan, que te abrazan, que te cuidan, que te miman, que te molestan, que te enojan…bueno, padres, que te dan la mano y que te acompañan a transitar la vida.
La paternidad no se puede imponer, no se puede sentir por obligación, creo en la elección y en el deseo.
Por eso cuando veo las opciones y ofertas que en este momento del mundo existen…alquiler de vientres, donación de óvulos, bancos de espermas, compras de chicos por Internet, me pregunto:
¿Quieren ser padres o quieren tener un hijo?
Da la sensación que la oferta es para tener un hijo, no para que ser padres.
Y mientras tanto, mientras debatimos de quien es el hijo cuando el ovulo es de otra, o el esperma lo conseguiste en un banco…hay millones de chicos que están esperando tener un papá y una mamá YA, y el sistema no funciona, y el sistema es lento, y el sistema desalienta, y desmotiva, y entorpece, pero esos chicos están, existen, ahora, y quieren una familia, necesitan que les enseñen a escribir, a caminar, que los abracen y que los quieran, por sobre todas las cosas, esos chicos quieren hacerte, hacernos a todos papas y mamas.
En vez de hablar y debatir sobre el vacío legal de la donación de óvulos, del alquiler de vientres, de los bancos de espermas, hablemos de las malditas leyes de la adopción que en este país no ayudan a que muchos hombres y mujeres puedan ser padres y para que muchos chicos puedan ser hijos.

Ser padres o tener un hijo, creo que esa es la cuestión.

Otro tema, el mismo tema…
¿Puede el cuerpo convertirse en una salida laboral? ¿Puede un vientre ser la salida de la pobreza?
Y dicen que hay que debatir quien es el padre de la criatura una vez que nace.
¿De que estamos hablando?
El tema es la pobreza, la desesperación, el hambre, la necesidad. Y si, el vientre, el cuerpo, cualquier cosa vale cuando se trata de sobrevivir, que no todos entendemos de eso y mucho menos sabemos.
Peor por no saber o por no entender no podemos, no debemos, no corresponde y si, aca moralizo, no usemos ni abusemos de las necesidades de los otros en pos de nuestro propio deseos. Eso me da miedo. Mucho miedo.
Deseo tener un hijo y aprovecho la desesperación, el hambre, la necesidad de alguien para lograr mi objetivo, mi trofeo: el hijo.
¿El dinero hace padre, el dinero hace madre?

Ser padres o tener un hijo, creo que esa es la cuestión.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJ JUSTO VOS!
CALLATE GISELLA... HACEME EL FAVOR... HACENOS EL FAVOR.

CLAUDE dijo...

Para mucha gente tener un hijo es una especie de realización personal que no necesariamente implica la dedicación y cariño de criarlo, es cierto.

RENATA dijo...

cuanto me estuve perdiendo!!!, que lindo esta tu blog!!. de a poco sigo leyendo...

muy bueno este post...sabemos que es maravilloso tener un bebe en el vientre, pero la realidad que son muy pocos los que tienen la capacidad de ser padres.

un beso grande y no te calles nada!!