llanto que desgarra,
que te oprime el pecho
que no te deja respirar

llanto que ahoga
que te duele
que te estruja

llanto que enloquece
que tiembla
que descansa
y que vuelve a empezar

llanto que grita
pero que no se escucha

llanto que se siente
que se vive

llanto que se llora

llanto sin lagrimas

llanto silencioso

llanto para siempre

4 comentarios:

Caia dijo...

A veces es sano dejar de llorar, eso pasa, a menudo, después de un día de llorar en forma descontrolada, hasta pensar que el alma se nos va a despedazar, pero no, eso nunca pasa.. a veces está bien cansarse de llorar. Un saludo.

medea dijo...

parecen mis palabras, lo hubiese escrito igual

Mariano dijo...

Naturaleza Interior...
Descubrirla, todo un reto y crecimiento.

Pero se logra.

Muy bueno.

daniel villa dijo...

por el amor, elegio a un samaritano despreciado, para hacer de el el simbolo de la solidaridad con amor libero a una mujer equibocada quitandole el complejo de culpa atra vez de amor , asistio ala extrajera sirio-fenecia que le pedia auxilio para su enfermadad humillante de amor estan repletos su corazon y sus manos para esparcilos sobre los despreciados, ya fuese un cobrador de impuesto , una adultera, el hijo prodigo, la viuda carente o la madre enlutada siempre habia amor en su trayectoria iluminando las vidas y amparando las necesidades de los cuerpos, de las alma secompadecia de todos no obstante, mantenia l aenegia que educa, edifica, diciplina y salva. lloro sobre jerusalen, reprendio la farsa farisaica, advirtio alos distraido , condeno la hipocresia y dio su propia vidaen el holocauusto de amor nunca se perdio en sentimentalismo pueriles, el amor orienta sus pasos sus palabras y sus pensamientos